abril 12, 2024

Sin más excepciones para Ilaix Moriba

3 minutos de lectura

El Barcelona rompe las negociaciones con el canterano, marcado por varios conflictos en La Masia y que también renuncia a jugar con la selección española

Ilaix Moriba nació en 2003 en Conakri, capital de Guinea. Siete años después, tras un breve paso por la cantera del Espanyol, se incorporó a La Masia. Fue entonces cuando el Barça hizo su primera excepción con el joven futbolista. “En la cantera cada jugador lo hace en su categoría, pero por su condición física pasó a jugar con niños un año mayores que él. A Ilaix no le cambió nada porque hacía lo mismo en el Espanyol”, recuerda un empleado del fútbol base del Barcelona. Rápido y hábil, esencialmente potente, Moriba siempre estuvo marcado como uno de los talentos mimados de La Masia. Uno de los favoritos también en la federación española. El guineano jugó en la sub-16, en la sub-17 (disputó el Mundial 2019) y llegó hasta la sub-19. En la mira de la sub-21, Moriba ha optado ahora por finalizar su trayectoria en la Roja.

“Como todavía no había debutado con la absoluta de España, Ilaix ha decidido apostar por la selección del país en el que nació”, aseguran desde el entorno del futbolista. Después de tres intentos forzados, el primero en 2017, Guinea Conakri ficha a Moriba. Y lo más probable, según explican las mismas fuentes, es que se sume a la convocatoria de la selección africana para los próximos compromisos frente a Guinea-Bisáu (1 de septiembre) y Marruecos (6 de septiembre), correspondientes a las eliminatorias rumbo al Mundial de 2022. Hay quien interpreta en el Barça que la decisión del futbolista de decantarse por Guinea se puede analizar respecto a su futuro. “Si juega por Guinea suma más puntos para llegar a la Premier”, explican en el club azulgrana. Desde el Brexit, la Premier y el Gobierno británico han llegado a un acuerdo para que los jugadores extranjeros tengan que presentar una especie de visado llamado Governing Body Endorsement. Una medida para proteger a las canteras del fútbol inglés. “Si juegas en una selección tienes casi todos los puntos para obtener ese permiso”, añaden en el Barça.

Su desplante a la Roja no es el primero de Moriba. El jugador, incentivado por su agente y su padre, también ha decidido darle la espalda al Barcelona este verano. Después de una negociación intensa por renovar el contrato que finaliza la temporada que viene, en el área deportiva de la entidad azulgrana dan por finalizadas las conversaciones. “Seguramente tiene algo firmado con otro club. Es un negocio para sus representantes, pero no para el jugador. Es una lástima. El club ha hecho un gran esfuerzo por este jugador durante toda su carrera en la Masia. Se le han tapado muchas cosas”, subrayan en la Ciudad Deportiva.