julio 21, 2024

Marc Roca: «Sentir la tristeza es importante para valorar la felicidad»

2 minutos de lectura

¿Fracasa un jugador cuando queda fuera del escaparate? Firmó el mediocentro por uno de los mejores clubes del mundo en octubre de 2020. Dejó de jugar. Y descubrió otra manera de crecer

Una vez acabada la entrevista, Marc Roca (Vilafranca del Penedès, 1996) se sintió liberado. Nunca es sencillo para un futbolista -en realidad, para nadie- verbalizar sentimientos que no acostumbran a estar ligados a las palabras. Frustración y tristeza. Positivismo y determinación. ¿Qué pasa por la cabeza de un jugador joven, talentoso, reclutado por uno de los mejores clubes del mundo, pero que en el momento más importante de su carrera juega 23 minutos en seis meses y medio? ¿Dónde buscar las culpas? ¿Siempre tiene que haber un culpable? El protagonista nada a contracorriente en una sociedad que no admite el fracaso, y que cuelga esa misma etiqueta a todo aquel que no cumple con lo que la industria espera. Aquí su camino.

Empleamos demasiado la palabra «fracaso». [Piensa unos segundos]. Posiblemente sí. Pero si tú no lo intentas no vas a fracasar nunca. La gente quizá pueda pensar que lo mío aquí en Múnich ha sido un fracaso. No lo veo así. Fue un reto, y estoy orgulloso. He mejorado mucho como futbolista. Como persona. Salí de mi zona de confort. He crecido muchísimo. Quizá ahora mismo no pueda demostrarlo porque no dispongo de los minutos que querría tener. Pero estoy seguro que en un futuro todo esto lo podré aprovechar. Ojalá pudiera triunfar aquí. Pero en la vida nunca sabes. Si no es aquí será en otro sitio.

Hay futbolistas que dicen que el fútbol lo es todo para ellos. Quizá hace cuatro años hubiera dicho que sí, que lo es todo. El fútbol ocupa la mayor parte de mi tiempo, de mis pensamientos, de mis sueños. Pero ahora pienso que en la vida hay muchas cosas que también son muy importantes. Mi familia, mis amigos, o incluso crecer personalmente y ser cada día un poquito mejor.